Emaus

Historia

GENESIS FCE

La Fundación Camino de Emaus nació en la encrucijada donde la tragedia humana se intercepta con la gracia siempre sanadora de Dios y la solidaridad de la comunidad cristiana. Todo comenzó en 1991 cuando los pastores Barbara y Natanael servían a la Iglesia Luterana La Trinidad en el pequeño pueblo de Edgemont, Dakota del Sur. Un triste día de julio de 1991, recibieron noticias que su hijo no sobreviviría las complicaciones detectadas por el médico a cargo de su atención prenatal. Su pequeño hijo murió dejándoles muy enlutados y devastados por esta pérdida.

Su dolor fue compartido con la congregación. La pequeña clase de escuela dominical de 12 niños preguntó qué podían hacer para alivianar la pérdida. A los niños se les pidió que reunieran centavos para que un niño pobre en Colombia pudiera asistir a la escuela primaria. Los niños se emocionaron mucho. Cada mes, los niños traían sus bancos llenos de centavos. A finales de 1991, los niños recaudaron U$112,96 y proporcionaron la semilla fértil para lo que hoy es la Fundación Camino de Emaus. Dios utilizo a un pequeño grupo de niños, con pequeños recursos, en una pequeña congregación, en el pequeño pueblo de Edgemont Dakota del Sur, para dar vida a lo que hoy es la Fundacion Camino de Emaus.

31 años después, cientos de estudiantes han sido bendecidos con becas para obtener su educación primaria, secundaria y universitaria. Los principales campos de educacion formal incluyen Educación Preescolar, Educación Primaria, Servicios de Alimentos, Saneamiento Ambiental, Diseño Gráfico, Arquitectura, Teología, Ciencias Religiosas, Diseño Gráfico, Servicios Bilingües, Ingeniería Aeronáutica, Ingeniería Civil, Ingeniería Química, Enfermería, Medicina, Ingeniería de Sistemas, Transmisión de TV y Radio, Logística y Marketing, Finanzas y Servicios Bancarios, Psicología Social, Marketing y Publicidad, Música, Idiomas Modernos, Terapia Física, Matemáticas, Mecánica Diesel, Administración de Empresas, Negocios Internacionales, Química, Biología y muchos otros.

Ahora que la Fundación sigue sirviendo a los propósitos misioneros más amplios de la Iglesia Evangélica Luterana de Colombia, invitamos a todos nuestros amigos y compañeros de misión a seguir siendo parte de la misión de Dios aquí en Colombia. ¡Nuestra sincera gratitud a todos Ustedes companeros de mision y, en particular, al Sínodo Suroriental de Minnesota por su generosidad a través de los años y por servir como nuestro Agente Fiscal en los Estados Unidos.

Ir arriba
¿En que podemos ayudarte?